Las autoridades investigan el atentado que sufrieron varios policías en la vía entre los municipio de Uramita y Frontino en el Occidente antioqueño. De acuerdo con las autoridades, el Clan del Golfo estaría detrás de este crimen que dejó dos uniformados muertos y dos más gravemente heridos, estos últimos fueron trasladados a un centro asistencial en Medellín.

Las las víctimas mortales del ataque fueron identificados como mayor Mauricio Grueso, comandante del distrito de Policía de la subregión, y su patrullero Wilber Silva. Los heridos son dos agentes de la Sijín, Weisner Osorio y Juan Pablo Monsalve.