«Es Mejor quedarse sin concejales que sin principios». Fue la expresión que el pasado 10 de noviembre escribió en su cuenta de twitter el exsenador y expresidente Álvaro Uribe Vélez, refiriéndose a los 4 concejales: Nataly Vélez, Lina García, Albert Corredor y María Paulina Aguinaga que no votaron por Simón Molina, corporado del mismo partido, para que fuese elegido como presidente del Concejo de Medellín 2022. Pues bien, esos 4 votos fueron para María Paulina Aguinaga y al final, Lucas Cañas del Conservador quedó elegido como nuevo Presidente con 9 votos.

Esto ha generado reacciones de lado y lado. Los 4 corporados han recibido ataques, mucho más de integrantes del mismo partido y se han defendido. La Directora Nacional del CD, Nubia Martínez, envió una notificación a Jaime Cuartas, presidente del Concejo de Medellín donde advierte que al interior del partido se inició investigación contra los corporados y pide suspenderlos, en la corporación, por 18 meses.

Nuestro Consultor Jurídico y Abogado, Jaime Andrés Cuartas, advirtió sobre el tema:
«La Ley de Bancadas faculta a los partidos políticos para imponer sanciones a quienes incumplen las órdenes de bancada, pero no habla de medidas cautelares». El prestigioso abogado, añade:
«La sanción por incumplimiento a la Ley de Bancadas presupone una sesión de la bancada y un acta donde conste la decisión de la misma para votar en un sentido. Por lo que se conoce, lo de Chuscalito ni fue una sesión de bancada, ni hubo un acta que instruyera a los miembros del partido sobre cómo votar en la elección de mesa directiva».
Sobre la toma de desición de la mesa directiva del Concejo de Medellín ante esta situación, Cuartas explica, que:
El Presidente del Concejo podría inaplicar, por inconstitucional, la orden del Partido Centro Democrático, pero lo mejor es que los corporados por vía de tutela pidan a un Juez que suspenda esa decisión, a mi modo de ver,  manifiestamente inconstitucional.

«Amanecerá y veremos» Como dice el ciego y refranero popular, pero la situación al interior del CD en Medellín, está que arde.

Carta del CD a la presidencia del Concejo de Medellín: