En el marco de las políticas gubernamentales dirigidas a fortalecer la seguridad vial, el Gobierno Nacional ha implementado el Plan Estratégico de Seguridad Vial (PESV) como una herramienta de gestión fundamental. Este plan, de acuerdo con el artículo 110 del Decreto Ley 2106 de 2019, comprende acciones, mecanismos, estrategias y medidas destinadas a generar hábitos seguros, comportamientos responsables y conductas previsoras en las entidades del sector público y privado. El Artículo 1 del Decreto 1252 de 2021 establece claramente su propósito: prevenir riesgos, reducir la accidentalidad vial y minimizar sus efectos nocivos.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial desempeña un papel esencial al acompañar a diversas entidades y al sector productivo en la implementación de sus Planes Estratégicos de Seguridad Vial. En este sentido, la agencia ofrece insumos y material de apoyo para brindar orientación y asistencia técnica durante todo el proceso. La meta principal de estos esfuerzos es contribuir al propósito fundamental de salvar vidas en las carreteras del país.

¿Cómo saber si tu empresa debe adoptar el PESV? La respuesta es sencilla: si la entidad cuenta con más de 10 vehículos automotores o no automotores, o si contrata o administra conductores, está obligada a implementar este plan. Esta medida proactiva no solo beneficia a la empresa en términos de seguridad, sino que también contribuye al bienestar general, promoviendo una cultura vial responsable y protegiendo a todos los usuarios de las vías.