La Alcaldía de Medellín está trabajando en conjunto con la Gobernación de Antioquia, la Unidad de Víctimas, la Personería de Medellín, la Contraloría y la Defensoría del Pueblo para garantizar el retorno voluntario de las familias indígenas de la comunidad Embera Katío a su resguardo en el Alto Andágueda, en el Chocó.

Según el censo de la Unidad Nacional para las Víctimas, alrededor de 800 indígenas pertenecientes a esta comunidad esperan ser acompañados en su proceso de retorno de Medellín al territorio chocoano en mayo.

El secretario de Gobierno y Gestión del Gabinete, Juan Pablo Ramírez, ha afirmado que la Administración Distrital dispondrá de oferta institucional para cubrir las necesidades de la comunidad en cuanto a transporte, alimentación, semillas e insumos para la elaboración de artesanías. Además, se buscará garantizar el respeto de los derechos de los indígenas durante el proceso.

El Distrito reconoce la importancia de preservar la vida y sabiduría indígena para la construcción de paz y la memoria histórica del país.