En manos de Procuraduría y Fiscalía está la investigación de un presunto detrimento patrimonial por parte del exalcalde de Itaguí, León Mario Bedoya, quién durante su gobierno, alquiló contenedores o aulas móviles para beneficiar la población académica del municipio.

El contrato de alquiler, se le dio, al parecer, a un primo del señor Bedoya, quien fue el mayor beneficiado con el negocio.

La pregunta es: ¿por qué el exalcalde no compró nunca las aulas, teniendo el recurso para hacerlo y prefirió seguir con el alquiler de las mismas? La respuesta es clara: beneficio para sus familiares.

Cabe resaltar que hoy el actual alcalde de esta localidad, ubicada al Sur del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, José Fernando Escobar, ya hizo la compra de dichos contenedores, dañando así el “negocio redondo”, del primo del señor Bedoya.