La Procuraduría General de la Nación formuló cargos al personero municipal de Granada, Antioquia, Héctor Mauricio Correa Arroyave (2012-2015), por presunta utilización indebida de su cargo en provecho propio.

Al exfuncionario se le reprochó, en un primer cargo, la posible utilización indebida de influencias derivadas de su cargo, ante el enlace en Granada de la Unidad Integral para la Atención y Reparación de las Víctimas (UARIV), y el gerente del Banco Agrario de ese municipio, al parecer, para lograr irregularmente una indemnización administrativa en favor de una persona fallecida.

Asimismo, se le cuestionó por, presuntamente, acceder a información personal de víctimas postuladas para ser indemnizadas, así como a las correspondientes indemnizaciones, a través de servidores públicos de la Dirección Territorial de la UARIV de Antioquia, utilizando los usuarios y claves de acceso a los sistemas informáticos Indemniza, SIPOD y VIVANTO.

En tercer lugar, se le endilgó al investigado la presunta obtención de datos personales de víctimas que tramitaban el reconocimiento y pago de indemnizaciones, los cuales reposaban en las bases de datos que servían a los sistemas informáticos Indemniza, SIPOD y VIVANTO, por medio de funcionarios adscritos a la Dirección Territorial de la UARIV.

Para la Procuraduría Provincial de Rionegro, con esta posible falta Correa Arroyave “vulneró el principio el principio constitucional de moralidad y el de orden legal de responsabilidad, propios de las actuaciones de todos los servidores públicos, pero con mayor razón de quienes integran el Ministerio Público como el caso de los Personeros Municipales”.

La supuesta falta del disciplinable fue calificada provisionalmente por el ente de control como gravísima, cometida con dolo.