A menos de una semana de las fuertes lluvias que se precipitaron en todo el Valle de Aburrá, más de 50 estructuras del barrio Santo Domingo Savio, entre viviendas, comercios y unidades productivas, resultaron afectadas, principalmente entre las calles 107 y 118 y entre las carreras 28 y 29. La causa de esto fue la carga de aguas lluvias y el represamiento de las mismas por residuos y escombros en las quebradas Cañada Seca y Cañada Negra.

Según cifras de la Alcaldía de Medellín se han atendido a más de 100 personas de la zona mediante la entrega de 43 paquetes alimentarios, 70 colchonetas, 70 cobijas, 70 sábanas, 70 almohadas, 21 kit de cocina, 21 kit de higiene familiar, 21 kit de aseo hogar, tres kits para bebés y tres más para personas con condiciones de salud especiales. 

Además, tiene en estudio la entrega de 29 subsidios para mejoramiento de vivienda a igual número de familias, que fueron las más afectadas por la tragedia. Cada subsidio es por más de $13 millones y está a cargo del Isvimed, entidad que también gestiona auxilios para arrendamiento temporal a seis familias que están en albergues y autoalbergues temporales.

Se cuenta con la ayuda del Comité Comunitario de Gestión del Riesgo, conformado por 30 voluntarios que acompañados del personal del DAGRD y las demás instancias de la Alcaldía, mitigan las condiciones de riesgo de las fuertes lluvias.