La Fiscalía General de la Nación obtuvo medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Manuela Cano Guzmán y Anlly Melissa Tabares Restrepo, como presuntas responsables de hurto calificado en concurso homogéneo y sucesivo, hurto por medios informáticos (21 eventos) y transferencias no consentidas de activos (3 eventos).

Los hechos investigados ocurrieron el 13 de abril de este año, cuando tres extranjeros contactaron a las dos procesadas por la plataforma TINDER y acordaron un encuentro en una discoteca del barrio El Poblado de la capital antioqueña.

Según la investigación adelantada por un fiscal de Delitos Informáticos de la Estructura de Apoyo (EDA), las procesadas le habrían suministrado a las víctimas una sustancia que les hizo perder la conciencia y luego los habrían conducido hasta el apartamento en el que residían, de donde, al parecer, sustrajeron dinero en efectivo, ropa y joyas por una cuantía de 40 millones de pesos.