La Alcaldía de Medellín lideró un proceso de restauración de 69 fachadas en el barrio Prado Centro con el cual se busca embellecer el entorno, aportar a su mejoramiento integral, devolverle el valor arquitectónico a las propiedades y recuperar su importancia como el único barrio patrimonial de la ciudad.

Se renovaron 6.500 metros cuadrados de muros, ventanas y rejas. En las intervenciones participaron más de 200 propietarios y residentes con quienes la Administración Municipal definió los tonos ideales para cada frente. Esto se hizo a través de una técnica denominada Cala Estratigráfica con la que se identifican todos los colores que fueron utilizados a lo largo de los años sobre los muros y se definen los tipos de tonalidades que debería llevar cada fachada.

A la restauración de los frentes de las viviendas y a la declaratoria del barrio como Área de Desarrollo Naranja, que se dio el año pasado, se sumará la restructuración del espacio público del sector, sobre todo de la calle Jorge Robledo y de la carrera Venezuela; adicionalmente continuarán labores de paisajismo como la adecuación y ampliación de andenes, así como la construcción de nuevas zonas verdes y de espacios para los peatones.