Con una actividad lúdica y pedagógica en el parque norte más de 1.500 madres comunitarias, fami y sustitutas vivieron una jornada cultural orientada a su salud física, mental y emocional, al reencuentro y al disfrute del tiempo libre.

Según el Dane, las actividades de cuidado activo que más demandan tiempo diario a las mujeres son el voluntariado (el trabajo para otros hogares) con tres horas, el suministro de alimentos, la limpieza de la casa, el mantenimiento del vestuario y el cuidado de menores de cinco años.
La secretaria de las Mujeres, Ana María Valle Villegas manifestó: “El rol que desempeñan las madres comunitarias, fami y sustitutas es fundamental. Sus labores diarias se traducen en la formación integral de niños y niñas, en el acompañamiento a sus familias a través de acciones que permiten el fortalecimiento familiar, la participación comunitaria y el mejoramiento de su calidad de vida.”

De acuerdo a cifras de la alcaldía este año, 534 cuidadoras participaron en jornadas pedagógicas virtuales, en las que fortalecieron conocimientos sobre la autonomía de las mujeres, enfoque de género, cuidado, roles de género y primera infancia, y 187 ciudadanas adquirieron herramientas digitales básicas por medio de la jornada Mujer Aprende Digital.