Se presentan problemas al interior de la coalición en la Asamblea de Antioquia.

Recordemos que algunos diputados van a renunciar a su cargo para aspirar al Congreso de la República, y otros han salido por procesos jurídico-legales.

Los que salen por renuncia, piden que se les respete los compromisos ya pactados y que se trasladen a quienes los van a reemplazar; los diputados que quedan dicen que el compromiso es con los que salen y no con los que llegan.

Casos puntuales: a Rodrigo Mendoza le tocaba la secretaría el otro año y Jairo Ruiz dijo que no estaba de acuerdo con que le tocara a Santiago Martínez porque Mendoza salió por un proceso más no por voluntad propia.
A Maria Eugenia Lopera le toca la vicepresidencia el otro año y a Luis Carlos Ochoa le toca el 4to año; los dos solicitaron dejarles dicho puesto en la mesa directiva a quienes los reemplazarán, es decir a Hernán Torres y Andrés Mesa respectivamente.
A Andrés Guerra le toca la presidencia el otro año, y solicitó dejársela a su compañero José Luis Noreña.

Lo cierto es que los compromisos no son de los partidos sino de los equipos y aplica para quien deje curul por decisión propia, más no para quien se la quitan por procesos.

Amanecerá y veremos dijo el ciego