Solo 8 concejales de Caldas estuvieron presentes en el discurso de clausura de sesiones de la corporación, por parte del alcalde de la localidad, Mauricio Cano.

Los 7 concejales de la oposición se ausentaron del recinto, como gesto de inconformismo con la gestión del alcalde.

Lo que llama la atención es que el mandatario afirmó en su discurso que ha sido respetuoso con todos y que las cosas no pueden pasar a un plano personal. ¿A qué se habrá referido?

Lo cierto es que hoy hay descontento por parte de casi la mitad de concejales, con el gobierno de Caldas.