Tras superar una moción de vacancia (destitución) en el Congreso del Perú, el presidente de la nación sudamericana, Pedro Castillo, se consolidó en su cargo demostrando una vez más el alto apoyo que tiene y alcanzando una amplia transversalidad en partidos de diverso signo. Luego, de una larga jornada parlamentaria que comenzó con el mandatario peruano dirigiéndose a los diputados, la moción presentada por el partido ultraderechista Renovación Popular obtuvo 55 votos a favor de la destitución, 54 en contra y 19 abstenciones.

Desde que asumió la presidencia en julio de 2021, Pedro Castillo, ha enfrentado varios sucesos controversiales. Hasta ahora, el presidente de Perú ha tenido cuatro primeros ministros y ha reemplazado a muchos otros altos funcionarios. También, ha modificado de forma drástica los planes de política, incluso considerando incluso si cerrar minas o nacionalizar los recursos naturales en un país que depende en gran medida de la minería. La nueva moción de juicio político fue iniciada por el legislador opositor, Jorge Montoya, quien señaló que esto es «una llamada de atención para el presidente por su forma de gobernar».