«Tengo una amistad con Daniel Quintero, no solo por el trabajo en la administración; es una cercanía de hace mucho tiempo, una relación fuerte con mi familia. No nos pueden negar el derecho que tenemos para gobernar la ciudad que queremos. Hemos vivido un ambiente hostil, algo complejo porque tenemos un ataque sistemático por la forma de administrar» dijo Juan Pablo Ramírez, secretario de Inclusión Social Familia y DD.HH de Medellín.

«Estoy muy tranquilo, he procedido con toda la tranquilidad, no hablo de arrasar con las personas, me he dedicado a trabajar y a servirle a las personas. Mis trinos no tienen ninguna participación política, no es la intención» expresó Ramírez.