La estación Poblado se llenará de pañuelos blancos este martes para conmemorar los 21 años de la Operación Mariscal, una de las 30 operaciones militares que tuvieron lugar en la comuna 13 en el año 2002. Este evento dejó víctimas mortales, personas desaparecidas y un profundo dolor en las familias sobrevivientes, quienes continúan exigiendo justicia y no repetición.

El acto de conmemoración, que tendrá lugar entre las 4:00 p.m. y las 6:30 p.m., tiene como propósito principal honrar la memoria de las víctimas y generar conciencia sobre los hechos traumáticos ocurridos durante la operación. El Museo Casa de la Memoria, a través de su directora (e), Xamara Mesa, ha expresado su compromiso en visibilizar y sensibilizar acerca de estos eventos victimizantes.

La estación Poblado se ha elegido como el escenario para esta conmemoración, con el objetivo de resaltar la lucha constante de las familias afectadas. Durante el evento, se llevará a cabo un performance simbólico y se entregarán pañuelos blancos a los transeúntes, recordando así el papel que desempeñaron estos pañuelos en 2002, cuando se utilizaron como símbolo para detener la violencia.

En palabras de Margarita Restrepo, una de las víctimas de la Operación Mariscal: “Es importante conmemorarla, porque esto no puede volver a suceder. Somos resilientes, somos memoria. Seguiremos luchando por nuestros derechos y cada año se va a hacer la conmemoración, porque tenemos que visibilizar el daño que fue ocasionado por los agentes estatales, por eso hoy seguimos haciendo resistencia”.

Esta conmemoración busca recordar a la comunidad y a las autoridades la importancia de garantizar la justicia y evitar la repetición de tragedias similares en el futuro. La operación Mariscal dejó una profunda huella en la comuna 13 y sus habitantes, quienes continúan luchando incansablemente por sus derechos y por mantener viva la memoria de aquellos que perdieron la vida.

La presencia de los pañuelos blancos en la estación Poblado este martes es un llamado a la reflexión y un recordatorio de la resiliencia de las familias afectadas. Este acto de conmemoración es un paso más en el camino hacia la reconciliación y la construcción de una sociedad justa y pacífica.