El Área Metropolitana del Valle de Aburrá, a través de su Sistema Público de Bicicletas, EnCicla, da un gran paso hacia la inclusión, con la incorporación de siete dispositivos diseñados para personas con movilidad reducida. 

Este innovador instrumento ­­ — desarrollado gracias a un convenio interadministrativo con Ruta N, para el cual el Área Metropolitana del Valle de Aburrá aportó cerca de 250 millones de pesos­ — se mueve con un sistema eléctrico de arrastre que se ancla a las sillas de ruedas convencionales. 

Funciona con un  potente motor regulado de 500 vatios, que garantiza una velocidad segura, de hasta 25 kilómetros por hora, ofreciendo a los usuarios una experiencia de desplazamiento confiable, estable y asistido. 

 «Este dispositivo se carga en un término de cuatro horas, según el nivel de descarga de la batería, que le da autonomía para desplazarse 45 kilómetros, aproximadamente. Además, permite que quienes lo utilicen puedan subir pendientes de manera eficiente y segura», aseguró Juan David Palacio Cardona, director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá. 

Los dispositivos tienen una vida útil de 800 hasta 1.000 ciclos y son el resultado de los aportes técnicos y científicos de la Escuela de Ingenieros de Antioquia, Universidad EAFIT, y la Universidad Nacional, sede Medellín, quienes realizaron los ajustes y el rediseño final, para comenzar a rodar, con estos 7 dispositivos para personas con movilidad reducida.​

«Nuestro fiel propósito durante la prueba piloto es que las personas con movilidad reducida puedan acceder a este dispositivo, anclarlo a sus sillas de ruedas y hacer uso de él durante quince días. Posteriormente, deberán regresarlo a la entidad para que otra persona pueda hacer uso del servicio gratuito», explicó Palacio Cardona.