Ciudadanos y deportistas de Copacabana, están inconformes por el mal estado en el que se encuentra la piscina olímpica del barrio Cristo Rey de la localidad.

Argumentan que por falta de tratamiento del agua, se están presentando algunos problemas de salud como otitis, hongos, paños en la piel.

Además de la falta de mantenimiento de las instalaciones, a las cuales dejaron de asistir deportistas y ciudadanos, con el fin de evitar algún tipo de accidente e infección.

Lo cierto hoy es que la administración municipal, en cabeza del alcalde Héctor Monsalve; deberá responder los derechos de petición que han enviado algunos ciudadanos y buscar una pronta solución a dicho escenario deportivo, que ha sido testigo de importantes competencias con grandes deportistas.

Tocará esperar que pase la ley de garantías, para a ver si así, le «meten la mano a la piscina».