Con calle de honor recibieron al gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, en la instalación del tercer y último periodo de sesiones ordinarias de la Asamblea de Antioquia.

Gaviria Correa saludó a todos y cada uno de los diputados en sus curules; durante su discurso hizo recuento de las ordenanzas aprobadas y las que vienen para estudio y análisis durante este periodo. Dijo que Hidroituango se terminará e hizo referencia al presupuesto general para el próximo año.

Habló de gratitud, despidió a los corporados que van a renunciar para aspirar al Congreso de la República; exaltó a Andrés Guerra, dijo que era un hombre decente. 

Finalmente contó que ya se firmó la iniciativa del Gobierno Nacional, de punto final por más de 400 mil millones de pesos para la salud en el departamento.

Finalizando la jornada, se retiró haciéndole el «desplante» al diputado de oposición, Luis Eduardo Peláez, porque se fue sin escuchar su intervención, argumentando cumplimiento de agenda con su similar, el gobernador de otro departamento; se quedaron algunos funcionarios del gobierno, pero Pelaez se incomodó y dijo que iba a demandar.